un café, unos versos... ¡¡y el universo!!



18 €


 ¿y tú... eres parte del universo...?


... sin ser un manual de auto ayuda, un diario, o un cuento...
... descubrirás leyéndolo, cómo abrirte al universo...



... encuadernado artesanalmente, de edición propia y distribuido en exclusiva a través del propio autor...
... compartido a 18 € (incluye tu dedicatoria y tu nariz roja de regalo)...



... aquí algunas de las poesías del libro...
(haz click encima para leerlas)







sobre mi primer libro..

"Lo Que Quepa Dentro... de un Azul, un Marrón y un Rojo"


pedidos a:   loquequepadentro@gmail.com
(envío por correo ordinario)



(prólogo) empezando de 0, sin contar hasta 10, sino desde – 10 …


… no es ninguna tontería, ni nada del revés, créeme…
… lo que lees en el título de esta especie de prólogo cierto es…


… cuando empezando de 0 , lo habitual es contar hasta 10  para coger aire, se suele cometer el error de olvidarse de algunos detalles, marcándose una gran diferencia…


… solo llegando a aprender y desaprender,
es como se empieza de nuevo de verdad,
obteniéndose una mejor visión de las cosas...
… viendo lo que no se ve… contando desde – 10 …

(… comprendiéndote…)



… y aún con fatiga, no se puede ir muy lejos sin una buena perspectiva, ni tampoco sin aceptar el proceso natural de la paciencia…

… entonces, empiezas…



… lo que te contaré a partir de ahora a través de la poesía,
no es mentira, pero tampoco mi vida…


… tan solo se trata de cómo a base de verdad y belleza,
uno puede sentirse capaz sin perder la cabeza…


… y aunque naturalmente, quede aquí un rastro de mi yo persona,
intentaré compartir contigo cosas del ombligo,
recitando recetas de noches y de días, pero algo más que poesía…


… tu propia interpretación cuenta, a través de tu propia perspectiva,
apoyándote en esos detalles de ti mismo,
que marcan la diferencia de sentirte más
en equilibrio con el universo,
soltando el lastre de lo que no te sirve,
subiendo y subiendo entre versos y besos,
sin resistirte a alcanzar todo lo que realmente eres capaz,
siempre abrazando con brazos abiertos...



… detalles que te resumo en 7 , que marcarán el ritmo del libro,
y componiendo a su vez, el número de ensayos de “perspectiva”,
a los cuales además se unirán otros alrededor de ellos,
incluido el mencionado proceso natural de la paciencia…


… te dejo que los descubras según vayas leyendo linealmente, cada una de las poesías que componen el libro que ahora compartimos…
… sin ser un manual de auto ayuda, un diario o un cuento,
este libro es tan solo una parte de lo que he querido
compartir contigo, tal vez como cosa del destino,
tal vez como parte de lo que quepa dentro,
desde el mismo momento que empecemos,
si entiendes lo que te digo…


… tan solo una recomendación antes de empezar…


… piensa…


… en el increíble trabajo que realizas día a día para sobrevivir,
comparado con todo el trabajo que el universo,
realiza a su vez a tu alrededor…


… sencillamente por esta razón,
tienes todo que ganar y nada que perder…


… empezando de 0, sin contar hasta 10, sino desde – 10…


la nariz roja


la nariz roja sonríe y regala su sonrisa,
da y recibe haciendo el malabarista…

… siendo realista con la vida,
y su juego: que no se le caiga al suelo…


… se viste y se maquilla…
… empezando de 0, mirando al cielo

… saludando a las mil maravillas…
… entonces, empieza su función de nuevo…


… creando el ambiente más descarado,
siendo el foco de atención como el único,
pero desviándolo como siempre al público…


… es su momento, abrazando con brazos abiertos,
aceptando el reto motivado,
es feliz después de haber incluso llorado…


… sus palabras y su magia,
reflejo de su vaso medio lleno…

… es su sueño desde el suelo,
abierto a Lo Que Quepa Dentro...



… y cuando la función ya acaba,
las nuevas sonrisas al momento al artista aclaman…
… baño de gloria, siendo otro hito en su historia,
devolviendo su aplauso, marchándose al ocaso…


… mientras ya se desmaquilla,
un niño aparece preguntándole sobre la vida…
… del porqué la sonrisa y la lágrima,
son a la vez tan distintas y tan amigas…

sonriendo
… le cuenta enfrente del espejo su secreto…:
“esta es mi nariz, y es para ti…
… cuando estés triste, mírate aquí así,
y sonríe, pues dar es recibir…”

la fusión


el piano se estremecía…
… nada entendía de su dueño y su día...

... nunca, sintió su tacto tan tenue, frío y caliente...
… y a la vez, tan estridente...

... acordes mayores, acordes menores...
… y acordes en una cuerda floja de colores...


"ha debido de pasarle algo enorme..." pensó...
… mientras su dueño expresaba lo que llevaba:
lágrimas, sudor... y notas sobre las que regaba una canción
... do, re, mi, fa, sol, la, si, do...
  


el piano se estremecía…
… nada entendía de su dueño y su día...


"suenan a impaciencia, a rabia y desamor..." pensó...
… mientras su dueño expresaba lo que arrastraba:
pena, nostalgia... notas que esparcía en el aire sin más,
magia que hablaba de nadie ... do, re, mi, fa...


... nunca, sintió su tacto tan tenue, frío y caliente...
… y a la vez, tan estridente...


"me preocupa su angustia, pero soy su amigo fiel..." pensó...
… mientras su dueño expresaba lo que encontraba en su interior:
esperanza, frustración... notas que equilibraran su balanza,
regando el aire a su alrededor ... sol, la, si, do...



... acordes mayores, acordes menores...
… y acordes en una cuerda floja de colores...


"hoy no lo entiendo, pero aquí siempre estaré para él..." pensó...
… mientras su dueño expresaba lo que equilibraba su tensión...


... do, re, mi, fa, sol, la, si, do...
... palabras que sonasen como notas...

... notas que hablasen como palabras...
... do, si, la, sol, fa, mi, re, do...


… mientras la fusión: piano y pianista,
fuera música y expresión...
... sería gloria del artista,
clave del hombre, y clave de sol…

mi reloj sin arena



opiniones en diferentes direcciones,
son aceptadas y también rechazadas,
Lo Que Quepa Dentro se alimenta de corazones,
de salidas, y también de llegadas...



… de tu lectura,
e incluso de cuando pasas,
por mi lado sin preguntarte porqué:
la vida es tan dura y a la vez tan blanda...



… quédate y comparte el momento que te ofrezco,
aunque vayas tarde suelta el lastre,
y sube y sube…
… hasta arriba no lo dudes…



… pues lo de dentro se abre,
al aire pa' que se exprese,
es cuando del tiempo mi reloj sin arena se desentiende…
… siendo el momento que te ofrezco,
lo único cierto en todo esto…


eres el artista, eres tu gloria...


placer del deber,
que quita lo que despinta,
en la memoria de tu historia,
eres el artista, eres tu gloria...


placer del deber,
conquista que se enquista,
en la memoria de tu historia,
eres el artista, eres tu gloria...


servicio y oficio,
van juntos y me apunto,
al delirio de lo rico,
llegando a punto a lo justo



resquicios por el orificio,
agusto es sentirse agusto,
al delirio de lo rico,
llegando me ajusto este punto...


placer del deber,
que quita lo que despinta,
en la memoria de tu historia,
eres el artista, eres tu gloria...


placer del deber,
conquista que se enquista,
en la memoria de tu historia,
eres el artista, eres tu gloria...



es lo que es,
y muchos dientes son insuficientes
para comer este pastel,
ser paciente, ser paciente...


placer del deber,
viendo lo que no se ve…
… crear y creer, los dos Fuertes a la vez:
eres la artista, eres tú, Gloria...




pa' ciencia: mi paciencia I, la impaciencia


"loca, estrellada y mal oliente...
pegajosa como nada, esperpento de la gente..."



así podemos definirla a ella, a la señorita delicada impaciencia...
que al cielo clama: libertad, reconocimiento,
y una inmerecida independencia...



te come... y se va comiendo...
los pedacitos del queso que dejas dentro...
mientras que no produces el cambio,
los sesos como aquel video juego te va engullendo...



así, tan contenta la puñetera,
no le hace falta la pasta pa' comer donde quiera...
a tal señorita delicada le basta del débil alimentarse,
y con su arrogante gracia y criterio, ir a ninguna parte...



y se lo vas permitiendo, día a día,
y tu cerebro se va encogiendo,
hasta la cabeza quedarse medio vacía...



la impaciencia es tan constante como impresentable,
pero de la avaricia no se saca nada de perspectiva...
… de ahí, que de repente tus ganas al fin te animan:
a seguir hacia delante, y a querer de nuevo jugar con la vida...



  llámese supervivencia o avanzar, o las dos cosas por igual.
para su sorpresa, ante el temor de invertirse el papel de presa,
te levantas con motivación y fuerza,
con ideas frescas que rebrotan de esa cabeza...



porque si algo aprendiste de lo que carece la susodicha impaciencia,
es de autoestima, humildad y consistencia...



despistado estuviste sí... tal vez...
… de que no era la primera ocasión en la que la crees...
… pero al comprender que sus argumentos son ceniza,
(que primero queman y luego el viento se los lleva deprisa…)
le das un susto… ¡dándote hacia ella la vuelta!



para empezar la jugada no vendrá nada mal…
… para afinar la guitarra con certeza y verdad...
necesitas ambas para el próximo sólo con sabor:
a melodía de fertilidad y guiños a tu vida con amor...



  preparado, listo… ¡y ya!
con una armadura roja, y una espada blanca,
nariz de payaso y sonrisa hacia delante avanzan...
… cortando cabezas, a cada cual mayor proeza...
… llegó el momento, de la respetada señora paciencia...



(continúa en:   II, la paciencia   y   III, la dignidad)